Archive for noviembre, 2017

Oportunitat pel medi ambient

lunes, noviembre 27th, 2017

Després de molts anys de gairebé paràlisi en el desenvolupament d’iniciatives que millorin la conservació del medi ambient i la lluita contra el canvi climàtic ara hi ha alguns projectes en marxa que obren noves perspectives, tot i que no hi ha un sol projecte que neixi i creixi sense polèmica.

L’entrada en funcionament de la dessaladora permetrà millorar l’estat de l’aqüífer a una zona amb problemes importants de salinització. Hi ha gent que pensa que mai s’havia d’haver construït perquè s’haurà de pagar l’aigua un poc més cara (27 %) a Ciutadella, quan a altres municipis ja és superior.

El parc fotovoltaic de Son Salomó és una iniciativa privada que també ha d’ajudar a reduir les emissions i avançar de manera important en les energies renovables, quan encara estem al voltant del 2% de la producció. L’oposició perquè afecta el paisatge de Punta Nati ha de ser escoltada, perquè la cultura de la pedra en sec arribarà a ser patrimoni de la humanitat, tot i que ha de ser compatible amb el parc solar.

La central d’Endesa ha de funcionar amb gas, com energia de transició. Aquesta inversió està més que justificada i el Govern de l’Estat no s’hi hauria de posar en contra. L’argument de la repercussió del cost no té sentit per Menorca, que ha pagat sempre el dèficit del tren i mai ha rebut cap compensació. Menorca necessita tenir autonomia energètica i la central és necessària. No es pot tancar però sí que s’ha de transformar per contaminar menys i no ser un factor de risc.

Els molins de Milà, amb la meitat sense funcionar des de fa mesos, s’haurien d’ampliar i que serveixi per produir més energia.

Si els resultats fins ara de projectes favorables al medi ambient han estat minsos és perquè realment no ha existit una ambició clara per donar valor a la reserva de la biosfera.

Ara el PI torna a presentar la idea del tren entre Maó i Ciutadella. No es podria fer viable?

 

 

Pobre educación

jueves, noviembre 23rd, 2017

Una anécdota que puede ilustrar el tema del adoctrinamiento en las escuelas. Un sacerdote salesiano vasco, al inicio de la transición, se le ocurrió escribir en la pizarra las siglas ETA para explicarnos su significado Euskadi ta askatasuna. Un alumno, hijo de militar, lo comentó en casa, y un par de semanas después el maestro fue trasladado de colegio. Yo no creo que nos adoctrinara a favor del terrorismo, ni que su intención fuera esa. Dejar de explicar el significado de las cosas que pasan empobrece la educación y nos hace a todos más incultos.

Cuando Bauzá abrió en Menorca la campaña electoral que le llevó a la presidencia de Balears dedicó en Alaior la mitad de su discurso a la educación, pero no dijo ni media palabra que su objetivo era luchar contra «el nacionalismo independentista» en los centros. Ahora lo declara sin ambages. El pasado martes escribía en un artículo: «El diagnóstico de la enfermedad del adoctrinamiento se cura con el tratamiento del orgullo de pertenecer a este gran proyecto común que se llama España». Pone todas sus esperanzas en un pacto por la educación que se está gestionando en el Senado. Sus compañeros del PP de Balears no se han sumado a la campaña contra el adoctrinamiento. Para no repetir errores

Es posible que en el colectivo de maestros de Menorca haya un buen número de nacionalistas de izquierdas. ¿Y qué? ¿Alguien piensa quizás poner en marcha un proceso de depuración ideológica en los centros escolares? ¿Hay que volver a la formación del espíritu nacional?

Creo que la gran mayoría de maestros quieren ser buenos educadores. Y las excepciones no justifican una causa general.

El pedagogo Xavier Melgarejo, fallecido en febrero, explicaba cual es el secreto de Finlandia para conseguir los mejores resultados educativos: el respeto a los maestros, porque trabajan con el principal patrimonio del país: los niños. Aquí sucede todo lo contrario.

 

Impuls extern de l’economia

martes, noviembre 21st, 2017

L’economia menorquina depèn cada vegada més de l’impuls extern. No només pel turisme, sinó també per la titularitat de molts projectes que s’estan posant en marxa. Sense menysprear les iniciatives locals en les noves tecnologies i en la producció agrària i vinícola, els grans projectes porten el nom de promotors externs. I la majoria estan lligats amb el territori i la ruralia. Molts porten llinatges francesos, proposen sembrar vinya i produir vi o productes agraris ecològics i rehabilitar les cases rurals per obrir agroturismes. També l’ús residencial dels bouers i edificacions complementàries forma part d’aquests projectes, per poder aconseguir la seva rendibilitat econòmica.

Des del Consell, l’equip de Govern ha modificat la Norma Territorial per la por als efectes d’aquesta «pressió» sobre el paisatge i el territori. Ha aixecat una mesura preventiva sense considerar els efectes sobre aquests projectes, ni sobre l’activitat al sector de la construcció ni la creació de llocs de feina. La preocupació dels promotors és evident. La presidenta del Consell i responsable d’Ordenació del Territori ja ha rebut alguns d’aquests promotors i ha vist els dubtes que tenen sobre la viabilitat de les seves inversions.

De les persones de fora que compren grans finques rurals de Menorca, enamorades del paisatge, n’hi ha de dos tipus: els que vénen només pel seu gaudi personal i les que porten a la maleta un projecte d’activitat econòmica. Els dos poden dur a terme unes obres de reforma d’efectes semblants, la diferència està en si l’ús és residencial o turístic, si és privat o si té una activitat econòmica.

Els projectes d’agroturismes amb vinya i bodega són una oportunitat per Menorca, per la seva economia i per millorar la qualitat del producte turístic, com ho han estat altres que ja estan en funcionament.

La resposta que el Consell doni als promotors dirà si aquest camí obert dur a algun lloc o és un carreró sense sortida.

 

Cadena de errores ¿o no?

miércoles, noviembre 8th, 2017

Me cuesta creer que unos (Puigdemont y los independentistas) y los otros (el Estado, Rajoy y los constitucionalistas) sean tan torpes. La cadena de errores es realmente sorprendente y sospechosa. Con episodios intermedios que obvío, se pueden enumerar algunos. Error 1: Puigdemont celebra un simulacro de referéndum sin garantías. Error 2: Rajoy permite una acción policial durante las votaciones con excesiva violencia. Error 3: Puigdemont no convoca las elecciones cuando tuvo la oportunidad de hacerlo y evitar así el 155 y la cárcel. Error 4: el fiscal general, nombrado por el Gobierno, aplica toda la mano dura posible y pide que la jueza los mande a todos a la cárcel. Error 5: Puigdemont se va a Bélgica.

Si pensamos que a los políticos inteligentes que nos gobiernan les interesa encontrar soluciones, ¿por qué lo que consiguen con sus actuaciones es empeorar la situación?

Si planteamos la cadencia de los hechos como una partida de cartas, con una lógica distinta al procés, quizás nos demos cuenta de que cada uno tiene un plan y actúa en consecuencia. Los independentistas quieren imponer sus tesis, no por la violencia, sino con el voto. Ya sabían que el referéndum no valdría y quizás ya tenían en sus planes la convocatoria de una elecciones que volverán a ser un plebiscito sobre la independencia y contra el Gobierno.

A Rajoy tampoco le salen mal sus planes. La corrupción ya ha pasado página e incluso los tribunales han cambiado el reparto de actores principales. Correa y Bárcenas ya entran sin cámaras. Además la dureza con los catalanes ya daba antes un impulso a la expectativa de voto y ahora más.

En conclusión: Rajoy y Puigdemont se aprovechan de su distanciamiento y no tienen la menor intención de enfriar, dialogar y pactar. Al menos hasta el 22-D. Y, mientras, dejan que la justicia les haga el trabajo sucio.

 

El voto (solo) balsámico

lunes, noviembre 6th, 2017

Puigdemont, principalmente, y Rajoy han elevado el conflicto catalán hasta un nivel dramático, excesivo. Convocar elecciones siempre ha sido la mejor opción para al menos aliviar lo que se ha convertido en el problema más grave desde la recuperación de la democracia. El president estaba a punto de acertar cuando anunció la convocatoria de elecciones, pero se equivocó al pedir, además de la no aplicación del 155, la liberación de los jordis. Por su parte, el presidente Rajoy ha yugulado el procés, pero no era necesario utilizar un cuchillo tan grande, hubiera bastado aplicar las «medidas necesarias» para convocar elecciones, la única medicina realmente imprescindible. No sé si por la exigencia de mano dura que le ha llegado de múltiples foros y fundaciones, Rajoy ha renunciado al ritmo lento como estrategia de solución de los problemas.

Desde el simulacro de referéndum del 1-O, Puigdemont ha mostrado al menos dos momentos (la suspensión de la declaración de independencia y el intento de convocatoria electoral) de «paso atrás», de voluntad de diálogo que el Gobierno no ha aprovechado. Rajoy ha tenido el acierto de incluir entre las medidas la convocatoria electoral del 21-D, pero lo ha acompañado de una serie de medidas que van a tener consecuencias y que pueden complicar y no poco los 54 días que quedan para votar.

De lo que está por ver ahora es cómo se harán cumplir todas las medidas anunciadas. El control económico ya se estaba produciendo. El control de todas las consellerias por parte de los ministerios no se hace en dos tardes. ¿Se conseguirá sin conflicto? Es poco probable.

Parece que el Gobierno pasa ahora el testigo a los jueces y a la policía. Y posiblemente el poder implacable del Estado consiga imponer el cumplimiento de la ley.

El 21-D será la hora de los ciudadanos. Después, volverá a ser la hora de la política. A ver si esta vez quienes la ejercen cumplen con su obligación.