Archive for Abril, 2017

Seran talaiòtics a la Unesco?

Martes, Abril 25th, 2017

Que la cultura talaiòtica mereix ser reconeguda com a Patrimoni de la Humanitat no crec que es pugui dubtar. Encara que sigui per comparació amb altres monuments que la Unesco ha premiat amb aquest reconeixement. Cap a l’estiu hauria d’arribar la bona notícia.

Durant els darrers anys s’han fet moltes activitats per potenciar la candidatura. Una bona part, orientades a la promoció i a la implicació social. La campanya «Som talaiòtics» ha assolit prou èxit, fins al punt que semblava que els dòlmens d’Antequera, que ja tenen el títol de Patrimoni Mundial, ens copiaven. En algun moment podia semblar que no hi havia d’haver cap problema perquè la Unesco concedeixi el títol a Menorca.

Però hi ha preocupació. Els comentaris que arriben transmeten dubtes d’Icomos sobre l’èxit de la candidatura. Aquest organisme que prepara la presentació de l’expedient dels aspirants ha plantejat al Consell una llista de qüestions, que ja han estat contestades. De la resposta d’aquest organisme pot dependre que el projecte que fa tants anys que es gestiona arribi al seu objectiu.

No sé si la polèmica per l’ampliació del parc solar de Son Salomó pot haver afectat negativament la candidatura. Els responsables d’Icomos en matèria etnològica s’han posat al costat de la «Martí i Bella» per fer oposició a l’extensió del parc a la zona de Punta Nati. Diuen que les dues seccions d’Icomos no estan «connectades», però…. L’informe crític amb el projecte de planta de reciclatge de Biniai podria pesar també en un moment decisiu.

Menorca no es pot conformar amb un reconeixement menor. Les dificultats que hi pot haver en aquest moment s’haurien de superar per aconseguir ser Patrimoni Mundial. I ser-ho enguany. Com estava previst.

Sin derecho a creer en su propia inocencia

Jueves, Abril 20th, 2017

La justicia no es infalible. A veces se equivoca. Se la puede respetar discrepando de su funcionamiento, e incluso de alguna sentencia, a pesar de que las sentencias se cumplen por mucho que uno no esté de acuerdo con ellas.

Quizás, la justicia se ha equivocado con Joan Cardona. Existen dudas más que razonables de que sea el autor de la agresión sexual que se le atribuye y que le obligó a entrar ayer en la cárcel para cumplir los tres años de condena. La convicción de la víctima en la identificación ha sido determinante y suficiente para declararle culpable, para rechazar todos los recursos e incluso el indulto. Es un caso en que el peso de la prueba recae en demostrar la inocencia y no la culpabilidad. En este tipo de casos la duda razonable no favorece al acusado.

Joan Cardona siempre ha defendido su inocencia. Sin embargo, si quiere disfrutar de permisos y algún beneficio penitenciario, a partir de los 9 meses de cárcel, debe reconocer su culpabilidad. Si no lo hace no podrá ver reducida su condena, ni salir de permiso algún fin de semana, ni alcanzar el tercer grado. Si quiere disfrutar de algún «privilegio» incluso podría tener que asistir a programas de reinserción para agresores sexuales. Es lo que le pasó a Romano van der Dussen, que pasó más de 12 años en la cárcel por un delito sexual que no cometió y a quien se denegaron más de 30 solicitudes de permisos porque no reconocía el delito y se negaba a participar en los talleres de rehabilitación.

Es evidente que en sentido estricto es contradictorio que un condenado no sea culpable, pero si se reconoce que la justicia a veces se equivoca, no habría que condicionar los beneficios penitenciarios a que el reo se resigne a su condena y asuma un delito del que él tiene el derecho personal a considerarse inocente.

 

El dolor de Més

Miércoles, Abril 19th, 2017

La crisis del Govern que ha provocado Més no remite. Una de las causas es que un partido que presumía de no tener un solo imputado por casos de corrupción se resiste a reconocer el virus que le ha infectado y a tomar la medicina para cerrar este feo asunto. El sacrificio de Ruth Mateu, que provocó el enfado de Més per Menorca, al «pagar una crisis que no hemos provocado», no ha sido suficiente, porque es verdad que la responsabilidad está en Més per Mallorca y sus principales cargos todavía no la han asumido.

La última comisión del Parlament fue todo un paradigma. No solo por la respuesta de David Abril a la exigencia de Jarabo para que Biel Barceló dimita, invocando los contratos de la productora del líder de Podemos con la televisión pública, sino por las actitudes de  Barceló y especialmente Vicenç Vidal. El primero se muestra compungido, arrepentido, disgustado por la traición de Jaume Garau. su exjefe de campaña, dispuesto a irse a casa, en lugar de seguir en el drama. Vidal, en cambio, se mantiene desafiante. Sacar los trapos sucios del PP, que han llenado las lavanderías judiciales y de los medios, es un recurso agotado cuando de lo que se trata es de dar explicaciones transparentes.

Si la clave de la corrupción  en Cultura fue como un contrato se partió en dos para adjudicárselos a Garau, en Medio Ambiente está en una simple adjudición de 10.500 euros a dedo a Garau para hacer el seguimiento  de la ejecución del Programa de Desarrollo Rural. Dice que Garau presentó la oferta más barata y que los sobres estaban cerrados y por tanto no hubo tráfico de influencias. Otras fuentes indican que Fogaiba pidió que las ofertas se avanzaran por correo electrónico y que la de Garau fue la última.  Si Vidal no lo ha hecho «de la mejor manera posible» como afirma, debería asumir su responsabilidad. Como hizo Ruth Mateu.

Versió oficial

Viernes, Abril 14th, 2017

Vaig passar ahir matí per una tenda a un barri de València que es promociona així: «Compramos cualquier cosa y pagamos al instante». Hi havia una llarga coa amb més de vint persones. Cap d’elles somreia, com sí que fan gairebé tots els polítics, fins i tot els que pateixen una crisi de govern. No he entès mai per què han de somriure si estan patint. Sobre la tenda per desesperats he pensat dues coses. La primera és que tal vegada hi podríem dur les cabres de s’Algar, tal vegada l’Ajuntament en treuria un duro per reformar es Cós. Ai, ostres! He fet un comentari, mig acudit, que pot ferir sensibilitats. Avui has de filar molt prim amb el que dius. T’has d’autocensurar contínuament. Poca broma. La segona cosa que he pensat és que la millora econòmica general tal vegada no arribi mai a la classe mitjana de categoria 2. Aquella que abans era el motor del consum, avui és l’exemple de l’austeritat obligada.

Menorca viu uns anys de recuperació econòmica, més lenta que a les altres illes però molt millor que a altres regions. No es tracta, per tant, d’insistir amb la comparació amb l’Eivissa dels Matutes, però tampoc s’ha de compartir la versió oficial sobre el creixement. La repetició d’un argument no el fa més creïble. Cada dia hi ha més veus que qüestionen la compatibilitat de la globalització i el benestar econòmic, que també és social. Molts autors han demostrat que el repartiment de la riquesa que genera el creixement cada vegada es distribueix pitjor i no arriba a la classe mitjana categoria 2.

Aquest canvi d’època que vivim ens provoca contínues contradiccions: ens podem sentir ofesos per la possible eliminació d’unes cabres i no sentir profundament la mort solitària d’un home a la Via de Ronda?; poden ser sensibles a les dones que denuncien un cas de violència respectant la presumpció d’innocència de l’home?; poden denunciar el mal gust d’un acudit sense demanar pena de presó pel seu autor?; podem esperar la millora de la nostra economia particular sense donar la culpa als immigrants?

Memoria y olvido

Jueves, Abril 6th, 2017

Entre el derecho a la memoria y el revisionismo de la historia existe una fina línea que estas últimas semanas se cruza con cierta frecuencia, algunas veces por intereses ideológicos partidistas. Se plantea el cambio de nombre de algunas calles, un tema en el que el Ayuntamiento de Madrid ya metió la pata y después tuvo que rectificar. Bautizar con otro nombre una calle no tendría que ser un problema importante, si detrás no existieran los motivos que dividen a la sociedad y a los ciudadanos.

Es cierto que muchos héroes de hoy se iniciaron como revolucionarios, algunos les llamarían terroristas, que tras salir vencedores obtuvieron el reconocimiento de la historia. Nombres de soldados, posiblemente autores de barbaries, cuyo reconocimiento se basa en una victoria militar, como en la América del Descubrimiento o en la conquista de Canarias, o como Alfons III, cuando en 1287 expulsó de forma poco amable a los menorquines de cultura árabe.

Hay pinturas de temática religiosa que son auténticas obras de arte colgadas en paredes de instituciones públicas. ¿Tienen que guardarse en un almacén para no ofender a nadie?

Hay muchas calles dedicadas a personajes históricos de biografías cuestionables. ¿Hay que borrarlos del mapa a todos?

Tendemos a revisar la historia prescindiendo de las circunstancias de entonces, aplicando los valores de ahora. Y de esta forma se ha abierto el debate sobre la transición, contaminado por demasiados intereses. No es bueno magnificar un periodo sin querer analizar los errores. Y para ello están los historiadores, los expertos. Cuando la posición es política, en defensa o de crítica a la transición, las conclusiones tienen poco valor. Algunos quieren prescindir de las circunstancias de entonces sumidos en las circunstancias de ahora.

Estudios, listas y listos

Lunes, Abril 3rd, 2017

Indalecio Mateu, el Che, fue un sindicalista luchador, combativo en todos los temas, incluso en los que no tenía razón. Su hija Ruth Mateu, consellera por sustitución de Esperança Camps, ha dimitido sin casi quejarse, aceptando la exigencia de la presidenta Armengol. Otra cosa es la representación que ha organizado Més a su alrededor, pero Mateu ha sido consecuente con su compromiso de impulsar la transparencia, una palabra que se dice mucho y se practica poco.

El código ético aprobado por este Govern no admite dudas: Ruth Mateu debía dimitir. Su Conselleria cometió el error de adjudicar un estudio sobre «Hábitos de consumo cultural» al jefe de la campaña electoral de Més per Mallorca. Y dividió ese contrato de 43.000 euros en dos partes para poder adjudicarlo sin concurso. Estas operaciones matemáticas, que han realizado tanto la izquierda como la derecha, para firmar contratos de forma más rápida y a veces con personas próximas, no se llevan a cabo por accidente. Hay voluntad.

El encargo de estudios, a menudo de dudoso o nulo interés. merece siempre una vigilancia especial. Además hay que informar de los resultados, tanto si el objeto del estudio son los tomates como la Orquestra Filharmònica.

Es un fallo de transparencia que además afecta a la consellera que gestiona lo que esconde, cuando debería prestar más atención a tantas cosas que carecen de esta virtud, como, por ejemplo, las listas de espera en la sanidad pública. Es curioso cómo la presunción de que se atiende cada día antes a los pacientes contrasta con lo que te explica la gente por la calle. ¿Quién no ha sufrido una demora excesiva para una operación o la consulta de un especialista? O para una prueba de diagnóstico, cuya lista de espera se ha excluido del último informe. Sin detallar las esperas por cada especialidad. Los listos a veces creen que los ciudadanos son tontos.