Hay otras prioridades antes que la Medicina

El Govern ha considerado un objetivo estratégico la creación de la Facultad de Medicina, un proyecto caro que, al menos en su primeros cursos, en nada beneficia a Menorca. De los 1.403 preinscritos solo 16 son residentes en Menorca. Eso significa que hay una plaza para cada 23 aspirantes, por lo que es posible que en el primer curso de Medicina en Balears no esté matriculado ni un solo menorquín. Es decir, puede ser similar a la red de ferrocarriles de Mallorca, también con un coste alto y un déficit muy importante, que solo pueden utilizarse, como es fácil deducir, en Mallorca. Solo Podemos se ha manifestado claramente en contra de crear la nueva facultad, que se sumará a las 40 que ya existen en España. El resto de partidos y especialmente sus representantes en Menorca están a favor o se han mostrado muy silenciosos.

Alguien pensará que aplicar las ratios menorquinas en los proyectos de ámbito balear responde a una mentalidad localista.  Yo creo sin embargo, que el Gobierno actúa pensando en las mayorías, pero vivimos tiempos en que es imprescindible poner a las minorías por delante y especialmente en una comunidad insular, Menorca es sinónimo de minoría. La presidenta a menudo argumenta que la inversión en conocimiento siempre tiene un retorno económico. Esa verdad precisa de pruebas científicas y no solo de axiomas irrebatibles. Sería verdad si la Facultad de Medicina se ubicara en el Llatzeret del puerto de Maó porque una descentralización real de la Universitat beneficiaria en este caso a la necesitada economía menorquina.

¿Por qué no se apuesta por el conocimiento específico, como podría ser el calzado a las ciencias del mar y la UIB se convierte en líder y referente en estos ámbitos?. Me da la impresión de que se atiende más a los intereses corporativistas de los profesores que no a los económicos de las Islas y especialmente de Menorca. ¿Por qué no nos ilusionan a los minoritarios con algún proyecto estrella de ámbito local?

Leave a Reply