Archive for Enero, 2016

Jaque a los dos reyes

Viernes, Enero 29th, 2016

Despejar la incógnita sobre quién gobernará este país se ha convertido en una partida de ajedrez, en la que los reyes son Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, la reina negra es Pablo Iglesias y la blanca. Albert Rivera. La partida puede terminar en tablas, lo que nos llevaría a unas nuevas elecciones y a repetir el juego. Pero antes, puede haber algunas víctimas.

Rajoy ha puesto en marcha una estrategia inteligente, condicionado por su falta de apoyos. Por eso se retira temporalmente para que sea Pedro Sánchez el que tome la iniciativa. De esta forma, si éste fracasa en la negociación del pacto con Podemos, el PP tendrá la oportunidad de volver a plantear el acuerdo con PSOE y Ciudadanos, que ahora, en esta primera fase es imposible.

El otro rey, Sánchez, como un quijote libra una batalla contra los molinos de viento. Sabe que si no es presidente se retira del juego. Eso puede precipitarle a pactar lo que sea con un Pablo Iglesias, soberbio, insolente, que se permite repartir ministerios y adjudicarse la vicepresidencia. Son numerosos los socialistas históricos y los barones que se retuercen por este posible pacto.

Da la impresión de que el guionista de esta representación mueve las piezas para llegar a un final, que se cocina fuera de los focos. Este último capítulo, puestos a imaginar, permitiría el gobierno del PP, el PSOE y Ciudadanos, con dos años de presidencia para cada uno de los dos primeros partidos y el apoyo externo de Rivera, que espera mantenerse impoluto hasta una nueva oportunidad electoral. Pensando también que Pablo Iglesias sufrirá el desgaste de su perfil mesiánico.

Para que esta opción triunfe el PP debe ceder en casi todo lo que le pida el PSOE: eliminar la ley Wert, la reforma laboral, cambiar la política fiscal, caminar hacia el Estado federal… Y debe darse otra condición, la muerte de los dos reyes, porque se trata de una partida que ha de jugarse con piezas nuevas.

Tradició, respecte, innovació

Martes, Enero 12th, 2016

Jean-Paul Sartre, filòsof ateu, quan estava pres al camp de concentració nazi de Tréveries va reclamar la celebració del Nadal i ell mateix va dedicar sis setmanes a escriure un text teatral sobre el sentit de la Nativitat. Anys més tard li van preguntar per què ho va fer. Diuen que la resposta va ser «perquè era una tradició que ens unia».

Avui algunes tradicions pateixen una contaminació, no tan ideològica, que sempre hi ha estat, sinó partidista i parcial. El Nadal, de tradició cristiana, es viu de formes diverses. Els elements de la tradició s’hereten i s’actualitzen, però hi ha qui pretén presentar com una innovació -la imaginació sempre és positiva- el que vol ser una transformació de la tradició. I així deixa de ser una cosa compartida i sense conflicte, des del respecte, per convertir-se en una altra cosa. A qui li pot molestar un betlem en un espai públic?

Sant Antoni també presenta un munt de tradicions molt nostres. He crescut a Ciutadella estimant la forma intensa i senzilla de viure la celebració del patró de Menorca, els tres tocs, el mercat de dàtils, l’acte institucional a l’Ajuntament, la missa. Si es vol, es podrien introduir canvis, innovacions, però respectant el sentit que permet compartir la celebració.

Alguns volen construir tradicions noves, que no neixen de la vida de la gent sinó que s’incorporen en un programa oficial. Una ofrena institucional, la interpretació d’un himne. Innecessaris.

No crec que importi tant omplir un programa amb tots els actes possibles, como potenciar les expressions culturals que neixen de la gent. Cuidar la nostra llengua i animar la creativitat i la imaginació. La vitalitat cultural, que en part neix també de les tradicions, no es mesura pel nombre d’actes, sinó per la gent que hi participa, que s’identifica, que fa poble.