Archive for marzo, 2014

Nos veremos en el Juzgado

domingo, marzo 30th, 2014

El histórico alcalde de Alaior, Antoni Pons Timoner, tiene el copyright de la expresión: «No té llicència, però té permís». El suyo. Para eso era alcalde, debía pensar.

Eran los tiempos de la transición. El paso del mando y ordeno a las decisiones por votación. Creció el respeto a la transparencia mientras se participaba en la construcción de algo nuevo.  La edad de la inocencia. Esa etapa del prestigio de la dedicación a la política, del ejercicio periodístico, de la reivindicación sindical, terminó con la corrupción, la adscripción de los medios a las ideologías y la crisis económica. Después hemos buscado los antídotos en las leyes, cada vez más normas para un control más efectivo, y, el paso siguiente, los juzgados. Cualquier disconformidad pública, importante o banal, acaba ante un juez. Los principales actores de este sistema viejo pretenden protegerse de sí mismos con más leyes y más jueces. Es la consecuencia de la pérdida de confianza.

Es evidente que un alcalde debe cumplir las normas urbanísticas y no puede dar licencias con un criterio personal. Si antes lo hizo el histórico alcalde de Alaior y después ha sido homenajeado por el PP, hoy es impensable que suceda. En Es Migjorn es importe ir al detalle para vislumbrar la importancia de la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción. Las infracciones son menores, explicables por la relación entre un alcalde (la administración) y un ciudadano. Pero el incumplimiento de las normas, en sentido estricto, parece evidente. Seguramente no es distinto de lo que se hizo en el pasado mandato y en otras administraciones.

Pero como desconfiamos, nos veremos en el juzgado, la herramienta más eficaz para el juego político. Hoy lo que dice un político, un periodista o un sindicalista no genera confianza. Quien manda y ordena es el juez.

Menorca florecerá en mayo

domingo, marzo 23rd, 2014

Vamos a empezar la temporada turística con buen pie, aunque tropecemos con algunas piedras conocidas. Primero lo positivo. La Semana Santa a mediados de abril anticipa quince días la apertura de la mayoría de hoteles. Madrugando, mejoramos la salida y alargamos la temporada gracias al santoral. Varias compañías aéreas y marítimas han anunciado el incremento de conexiones, después de que (las aéreas) hayan vendido a muy buenos (altos) precios la mayor parte de las plazas ofertadas.  Pero no solo de entradas viven los menorquines. Algunos residentes, con brotes verdes en la cartera, han reservado paquetes para irse a esquiar, algo insólito en las últimas primaveras en que los años de nieves no eran años de bienes.

El pronóstico para mayo es que la industria turística florecerá. Congreso de Sinedolore, con más de mil asistentes; regatas de los fórmulas 1 del mar; semana de la ópera; congreso del touroperador ruso Versa.

Todo ello alienta un aroma de optimismo que no acaba de ser real. El termómetro para medir la salud de la temporada no se pone en la ocupación hotelera, ni en  el número de turistas, sino en el gasto turístico y sobre todo por su distribución.

A menudo se ha demonizado el «todo incluido» sin embargo creo que este formato de vacaciones no va a cambiar por mucho que nos quejemos y además hay «todos incluidos» diversos. La mayoría de turistas «buenos» (que pueden gastar dinero en la Isla) salen de su casa sabiendo lo que les van a costar sus vacaciones.

El reto no es luchar contra el todo incluido, sino saber aprovechar con imaginación y calidad la presencia en la Isla de tantos turistas que disfrutan de las bellezas menorquinas. Con lo que nos gastamos para acudir a ferias internacionales y cuando tenemos a un millón de turistas en Menorca nos preocupamos sobre todo de calmar el hambre de hoy y no de amasar el pan para el mañana.

Declaración (técnica) de guerra

sábado, marzo 15th, 2014

Afectados por un pesimismo con denominación de origen, donde ni el poc a poc funciona, sin ideas sobre qué preguntar si un día nos levantamos soñando con un referéndum, llega un técnico de Madrid, un consultor sobre temas aéreos, sin antecedentes isleños, y resulta que se le ocurre que la mejor solución para avanzar en el tema histórico del transporte es pedir un descuento de residente del 75 por ciento para compensar la doble insularidad. Es algo insólito. Un técnico, no un político, un estudioso de los números, que llega a la conclusión científica de que los menorquines nos merecemos un trato especial por el doble salto que necesitamos hacer para viajar en condiciones.

La definición del problema es impecable. Los mallorquines y los menorquines somos ciudadanos de la misma Comunidad. Los primeros no tienen un problema de transporte aéreo. Los segundos sí. Para que un mallorquín y un menorquín sean ciudadanos de la misma categoría hay que igualar las condiciones de transporte aéreo, un derecho vital en una Isla. Ypara conseguir el equilibrio no hay más camino que compensar las diferencias, aportar al menorquín el porcentaje de descuento necesario para aproximarse a la igualdad. Hay que reconocer la doble insularidad. Ysi hace falta, reducir el descuento de residente en Mallorca e incrementarlo en Menorca y Eivissa.

Se trata de una «declaración de guerra». ¿Qué político mallorquín con dos dedos de frente va a defender la reducción del descuento a sus vecinos de la isla mayor? Habrá que convencerle. El presidente Santiago Tadeo en las últimas semanas se ha referido en varias ocasiones a la doble insularidad. Pues parece que es un buen momento para no rendirse sin luchar antes alguna dura batalla en la capital del Reino. Para ello tenemos ejército. Incluso, un general.

Carta als candidats al suïcidi

sábado, marzo 8th, 2014

És possible que avui et fumis tres o quatre canutos i no perquè sigui festa, sinó perquè t’hi has acostumat, ho fas cada dia. Ningú t’ho recimina. Els companys, no tots, també solen encendre el porro. Dius que te relaxa i has llegit a alguna revista els seus efectes terapèutics. Però tu no tens càncer.

Presumeixes que no fumes tabac, perquè fas cas de la publicitat i et creus que mata, poc a poc. Has anat de festa i encara que no tens gaire doblers, has pogut arreplegar seixanta euros i has esnifat un gram de coca. De moment, només ho has provat tres o quatre vegades. T’han convençut que si has begut molt, la coca te permet seguir gaudint de la nit. A la classe han passat els del Servei de Drogodependències i han fet una xerrada molt interessant. Fins i tot t’han donat una mica d’informació sobre drogues que no coneixies. Nos els faràs cas, perquè tu controles i creus que saps on està el límit. Només tens disset anys i ets un candidat al suïcidi.

Saps que aquesta setmana ha mort un jove de 29 anys per sobredosi? M’ha recordat quan fa més de trenta anys, joves addictes a l’heroïna apareixien morts a alguns excusats de bars de l’Illa. Va ser una epidèmia. Després l’heroïna es va desprestigiar, però ara torna perquè també es fuma.

No et preocupa que la gent s’enteri que ets un addicte als porros i que esnifes. Saps que socialment no està mal vist. Per aquest motiu se’n parla tan poc avui de com la droga mata. Ni tan sols existeix aquella associació d’ajuda al toxicòman (AMAT) formada per pares amb fills drogodepenents. Digue’m, els teus pares no estan preocupats pel que t’està passant?

No sé si moriràs més prest o més tard, depèn del temps que tardis en deixar el consum. El que te puc assegurar és que no aconseguiràs els teus somnis. Si continues pujant l’escala de la droga arribaràs al límit del precipici. I cauràs. Torna a la innocència.

Bauzá, el valiente

miércoles, marzo 5th, 2014

No es la primera vez que el presidente del Govern dice algo similar, pero nunca lo había hecho con tanta contundencia. Si fuera por él reduciría el papel del Consell de Mallorca «a la mínima expresión». Y no lo haría dentro de un montón de años, sino «esta misma tarde». Además, añade que los consells de Menorca y Eivissa deben seguir asumiendo más competencias, porque de lo que se trata es de evitar duplicidades y en Mallorca ya existe el Govern.

Esta posición valiente la planteó el jueves en una reunión de empresarios mallorquines. La mayoría aplaudieron mientras otros estaban estupefactos.

La idea de Bauzá no es original, viene de antiguo. En el debate sobre el primer Estatut, que acaba de cumplir 31 años, ya se discutió la necesidad del Consell de Mallorca. Esa discusión concluyó igual que en la organización del Estado de las Autonomías, con café para todos. En esta legislatura el Govern ha intentado eliminar duplicidades. Antoni Gómez se reunió con las cuatro administraciones insulares pero los resultados han sido escasos, incluso contraproducentes porque la presidenta mallorquina, después de tener que prorrogar su presupuesto se ha mostrado más reivindicativa que nunca.

El reparto de los recursos por islas se ha luchado a cara de perro. Tadeo es el que consiguió un mejor resultado de la negociación, aunque para ello fuera necesario presionar con el posible plante de los diputados menorquines en la votación de los presupuestos autonómicos.

Los planes para racionalizar la administración pública, ajustando su volumen, fijan el objetivo en los ayuntamientos, cuando hay otras instituciones que sí son prescindibles.

Los consells de las islas menores son organismos autonómicos. En Mallorca les ha de bastar el Govern.

La metáfora del puente aéreo

miércoles, marzo 5th, 2014

Todos habremos soñado alguna vez con fichar a Santiago Calatrava para construir un puente de diseño -en un sueño no vamos a quedarnos cortos- entre Menorca y Mallorca. Hay quienes lo han visionado con la Ciudad Condal como destino, quizás los nacionalistas, del Barça o que tienen allí un médico conocido. Este es el sueño. La realidad es la pesadilla de no disponer de las comunicaciones aéreas que necesitamos los menorquines. La pesadilla no solo se repite por cotidiana, sino que las oleadas de reivindicación siguen los ritmos cansinos de esfuerzo- euforia-decepción. Las pequeñas batallas que acaban con victoria -conseguir una OSP con Madrid- son pírricas, porque no representan un cambio en el tránsito de la pesadilla al sueño.

Mañana se celebra una interesante cumbre entre administraciones, compañías aéreas y el sector empresarial de Menorca. Dispondremos de un nuevo estudio, que seguramente pondrá cifras a lo que ya sabemos. El problema no está en la estadística o en la contabilidad, ni en los organismos administrativos, ni en las mesas aéreas, ni en la movilización social, ni en la política comercial de las compañías, sino en la ausencia de una visión que permita el trato distinto que Menorca precisa para que las comunicaciones aéreas no sean un lastre para el desarrollo económico y para la calidad de vida.

Aunque peque de pesado, insisto en que la única forma de conseguir un puente, en este caso aéreo, es reconociendo la doble insularidad. Menorca no tiene la misma necesidad ni recibe el mismo trato que su hermana mayor, Mallorca. En el reparto de los recursos públicos hay que aplicar la discriminación positiva a favor de Menorca. Los menorquines deben tener un mayor descuento de residente para volar al mismo precio que los mallorquines. Sería un paso para despertar de la pesadilla

 

Per què diuen “sí” quan volen dir “no”

miércoles, marzo 5th, 2014

Avui és possible que el Consell adjudiqui les obres de reforma de la carretera general de Maó a Alaior. Ahir, el president del Consell es va reunir amb representants del grup de ciutadans que reclama que s’eliminin tres rodones soterrades. Tothom diu que vol arribar a un acord en una infraestructura tan important, però en canvi es manté una de les polèmiques més importants de les que s’han produït a Menorca en els darrers anys. Cada banda té els seus arguments i les seves motivacions. Jo crec que aquest cas és una mostra de la incapacitat crònica d’arribar a acords insulars, tot i l’excepció del dragat al port de Maó. Tenc la impressió que en aquest cas, el pacte va ser possible per la coincidència astral entre l’entrada del nou president i que es tracta d’una administració de fora, no sotmesa a la personalitat local.

En el tema de la carretera general tothom està d’acord -sempre hi ha excepcions minoritàries- en les coses importants: aconseguir una bona carretera, la principal infraestructura viària; reduir l’impacte sobre el paissatge; millorar la seguretat; i abandonar el projecte de desdoblament. El projecte actual s’atraca a tots aquests objectius. El problema es redueix a unes rodones soterrades, que ja s’han fet més petites, i que algunes segurament poden ser eliminades sense gaires problemes. De fet, és molt més gran l’impacte d’eixamplar la carretera amb les voreres que no les rodones soterrades.

Seria molt convenient un acord. Només fa falta que les parts decideixin fer-ho. El problema real és la campanya preventiva dels que no se’n fien del PP i que contra ell viuen millor i dels que no es troben a gust amb entitats que es dediquen a la fiscalització professional de la reserva. I el que fa gràcia és que tots dos diuen de paraula que defensen el mateix. Idò, què esperen?