Archive for octubre, 2012

Sin modelo, con ejemplo

jueves, octubre 25th, 2012

Una de las preguntas más repetidas en la historia contemporánea de Menorca es cuál es el modelo turístico de la Isla. Se ha formulado infinidad de veces y sin embargo continúa sin respuesta. El director del Centre de Recerca Econòmica, Antoni Riera, llegó a una conclusión en el Foro de Economía. Si no se ha encontrado una respuesta después de tanto tiempo puede ser que esté mal planteada, pero lo que es seguro es que no vale la pena perder más tiempo en ello y plantear, en cambio, otras cuestiones que seamos capaces de responder.  El modelo es el que es, el que se ha levantado durante años. A menudo da la sensación que pretendemos empezar de nuevo, pasando de los aciertos y de los errores del pasado. Ellos forman parte también de nuestro patrimonio. Van en la maleta.

Es curioso comprobar cómo sabemos bastante bien lo que queremos, somos capaces de vislumbrar la obra pintada de los colores que nos gustan, pero insistimos en ponerle un marco al cuadro. Y el debate se centra en el marco y no en la pintura, que es la que tiene valor.A mí me gusta la Isla que tenemos y estoy convencido de que sabremos dejarla en herencia en unas buenas condiciones. Por tanto, ya tengo el modelo. Ahora se trata de poner ejemplos para mejorar la obra. ¿Vamos a apostar por las energías renovables? ¿Es interesante la propuesta de transformar toda la basura en diesel sintético? ¿Nos creemos que nuestros yacimientos arqueológicos merecen ser patrimonio de la Humanidad? ¿Conseguiremos que los visitantes disfruten tanto de la Isla como nosotros?

En venta pero no de saldo

viernes, octubre 5th, 2012

Menorca tendrá que vender algo para que su economía remonte. ¿Qué es lo más apetecible para posibles compradores? El paisaje. Personas de alto poder adquisitivo estarían dispuestas a adquirir un pedazo de paraíso para uso particular. Esa posibilidad no es desdeñable, de entrada. No es fácil calcular la repercusión económica de este tipo de turismo residencial, que en Mallorca ha sido un producto histórico con resultados evidentes. Aquí, la conservación se ha considerado un éxito histórico, por eso se dispone de un patrimonio de gran valor que en ningún caso puede venderse a precio de saldo. Lo que realmente importa es que sirva para crear actividad económica sin mermar el patrimonio natural.

Llucalari, por ejemplo. Si se trata de vender quince parcelas para construir chalets de lujo y que el promotor consiga un enorme beneficio por el paisaje excepcional del emplazamiento, creo que interesa poco o nada. Si el proyecto consiste en impulsar una actividad turística, con un hotel original, que resulte atractivo para los visitantes y al mismo tiempo se favorece una oferta residencial de lujo, puede ser muy interesante. Por la imagen turística, por el empleo, por la distribución de la riqueza. La diferencia entre especular con el territorio e invertir en una actividad que impulse la economía sigue siendo válida. Que no nos vendan una moto, con campaña de publicidad incluida.

Ryanair y la ley de Murphy

viernes, octubre 5th, 2012

El ingeniero americano Edward Murphy puede que tuviera antepasados irlandeses. El científico que allá por 1949 alumbró la ley que lleva su nombre y que se resume en “todo es susceptible de empeorar”, experimentaba con muñecos humanoides atados a una silla para comprobar la resistencia a una desaceleración rápida. Mucho éxito no debió tener a la vista de la fama con la que ha pasado a la historia.

Ryanair parece inmersa en la dinámica de esa diabólica ley, por las pruebas a las que somete a sus pasajeros y porque cada día llegan nuevas informaciones que no fomentan la confianza.

Que una compañía con ese lema sea la que transporta un mayor número de pasajeros en España no tiene otra explicación que el bajo precio al que vende los billetes, excepto cuando aplica la letra pequeña, lo que sucede siempre que puede. En la estadística aparecen los nombres de un considerable número de viajeros menorquines.

El colmo para los insulares, después de tantos años de reivindicar mejores precios en transporte aéreo, es que al final podemos “casi” depender de Ryanair. Porque nuestra propia Ley de Murphy sigue el mismo camino que la compañía irlandesa. Spanair desapareció. Air Europa incluso anticipa su renuncia a la ruta con Barcelona. Vueling cancela algún vuelo por baja ocupación… Al final solo nos quedará suspirar: “Ryanair que estás en los cielos…”