Década sin funcionarios

Casi todos los jóvenes que aspiran a un puesto de funcionario en la Administración deberán orientar sus objetivos laborales en otra dirección. En Balears hay 57.000 empleados públicos. 900 de Sanidad se jubilarán en los próximos cinco años y en Educación se retiran 120 profesores al año, según datos publicados ayer por “Diario de Mallorca”. La intención del Gobierno es que no se sustituyan.

Esta fórmula, que no tiene nada de mágica, que pretende reducir el déficit a base de recortar el número de trabajadores públicos tiene numerosos riesgos, además del desencanto ciudadano al comprobar que no se aplican los mismos criterios con los otros funcionarios públicos, los políticos.  Se está formando una generación que a pesar de haber invertido en ella en formación dará frutos en campos foráneos. Se retrasará la renovación de médicos, enfermeros, bomberos, músicos, informáticos, arquitectos, profesores, psicólogos, técnicos de todo tipo, lo que afectará no solo a la edad media de los empleados públicos sino a la innovación por el conocimiento y por el empuje de la juventud.

Quizás hemos vivido años en que la experiencia se ha valorado poco y se ha dado más importancia a la estética juvenil, a costa a veces de la credibilidad. Sin embargo, la balanza tiende al otro extremo. Me imagino un bombero de sesenta años arrastrando una pesada manguera, o un médico que precisa acudir al oculista para ver claro el diagnóstico de una nueva enfermedad.

2 Responses to “Década sin funcionarios”

  1. Pretty nice post. I just stumbled upon your weblog and wanted to say that I’ve really enjoyed surfing around your blog posts. In any case I will be subscribing to your rss feed and I hope you write again very soon!

  2. Gertrude dice:

    Hi mates, how is the whole thing, and what you desire to say
    on the topic of this article, in my view its trtuly remarkable in support off me.

Leave a Reply